Decora tu hogar con un terrario para plantas

¡Hola de nuevo!

Después de una pequeña pausa, regresamos con una nueva idea: los terrarios. Son pequeños recipientes de cristal que están semicerrados donde plantamos diferentes plantas compatibles entre sí, con la idea de que convivan en un mismo ambiente dando un toque de color y naturaleza a tu casa. Hacer un terrario es muy sencillo, tan sólo necesitas el siguiente material:

  • Un recipiente de cristal: Nosotras hemos usado una pecera que teníamos guardada en el trastero.
  • Una pala de jardinería: Aunque al final acabarás usando las manos… 😛
  • Carbón activado: Lo encontrarás en cualquier tienda de mascotas donde tengan peces, ya que este material se utiliza para los filtros de agua.
  • Tierra de siembra
  • Piedras o gravilla decorativas
  • Plantas variadas: dependiendo del tamaño del recipiente, añadiremos más o menos. La idea es que las plantas tengas un mínimo de espacio.

materiales terrario

 

Paso 1: Añade una buena cantidad de piedras al fondo del recipiente, aproximadamente unos 2 cm.

Paso 2: Cubre las piedras con al menos 1 cm de carbón activado. Ten cuidado al echar este producto, ya que ¡ensucia bastante! Este paso es muy importante ya que ayuda a purificar el agua y a que no huela a humedad dentro del terrarium.

Paso 3: Ahora viene la parte más “trabajosa”. Añade la tierra de cultivo poco a poco a la vez que introduces las plantas. Las raíces deben de tener la profundidad de tierra suficiente para que puedan vivir,  por los menos unos 5 cm. Además, deberás de ir colocando las plantas como te gustaría que quedaran dispuestas. Y por supuesto, ¡cuidado con los cactus! No sólo te puedes pinchar con ellos, sino que también tus otras plantas podrían sufrir daños en sus hojas. La solución es que si vas a plantar uno, que sea el último en plantarse y que quede más separado del resto.

Paso 4: Vuelve a añadir piedras o gravillas cubriendo la superficie de tierra.

Paso 5: Riega un poco tu nuevo terrario y límpialo un poco con el mismo agua o con un trapo.

Y….Cést fini! ¿A que no es nada difícil?

terrario terminado

terrario

Lo mejor de hacer un terrario es que no hace falta que seas un entendido de la jardinería para conseguirlo y además puedes añadir siempre tu toque personal. Existen muchos estilos diferentes, desde los desérticos hasta los más tropicales. Todo dependerá de los materiales que elijas y podrás hacer diferentes composiciones. Además, no olvides de los objetos decorativos, como por ejemplo, si quieres darle un toque Zen, un pequeño Buda sentado quedará genial, o si le quieres dar un toque marinero, añade conchas, caracolas, etc. Los niños también pueden participar creando el suyo propio, y pueden añadir algún juguete en miniatura que sea especial. Pero siempre bajo la supervisión de un adulto, por supuesto 😉

¡Esperamos que os haya gustado la idea! Ya sabéis que siempre intentamos hacer cosas que sean fáciles y no muy costosas pero que sean originales y sobre todo handmade. Cualquier duda o sugerencia estaremos encantadas de ayudar.

¡Gracias por seguir con nosotras una semana más!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: